Skip to content. | Skip to navigation

Personal tools

Navigation

Mediación Penal

Mar 08, 2005

El Centro de Mediación Penal, está funcionando desde el 28 de septiembre de 1998, con la puesta en marcha del nuevo proceso penal.1 Su creación responde a lo preceptuado en la Ley de Ministerio Publico art. 38 y 45 inc. 3 y artículos 86 siguientes y concordantes del Código Procesal Penal de la Provincia de Buenos Aires. En uso de las facultades delegadas por el Sr. Procurador General Dr. De la Cruz al Fiscal General Departamental, a fin de organizar las nuevas dependencias, se estableció un AREA SOCIAL, formada por dos Centros o Secretarias uno de Asistencia a las Víctimas del Delito y otro de Mediación y Conciliación Penal.

En cuanto al personal  que lo compone2, a mi cargo, se encuentran tres abogadas, dos administrativos, dos meritorios, todos los cuales son mediadores y  un pasante  de la Universidad Nacional de La Plata. Facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales. También  juntamente con la titular del Centro de Asistencia a la Víctima del Delito, tenemos a cargo el Equipo Técnico de la Fiscalia General, el cual compartimos, el que esta formado por dos   Licenciadas en Psicología   especialistas en Víctimología;   cuatro  Licenciadas en Trabajo Social,  y una medica clínica.

Este proceso  tiene un inicio con el  ingreso  de las IPP3 al Centro en fotocopias certificadas,  formándose un Incidente que tramita en forma separada de la IPP principal que depende directamente del Fiscal de Instrucción.

La formación de los Incidentes es por derivación del Fiscal, por pedido de la víctima per se o por intermedio del CAVD4; por pedido de los ofensores per se o por  intermedio de la Defensa particular u oficial y también por   disposición  del Juez de Garantías.

Se  estudia la existencia de elementos básicos para su admisibilidad formal, y se realiza las citaciones a las víctimas, terminando allí la etapa de admisión cuando ante  el contacto con el ofendido sé esta ante la posibilidad de  seguir adelante con el proceso.

Se  cita al denunciado y colaboradores y luego del resultado de tales entrevistas se sabrá en definitiva, si estamos ante la posibilidad de realizar un acuerdo de mediación penal.

El proceso se caracteriza por su  voluntariedad y confidencialidad, características que se les explica a cada parte ante de dar comienzo a las audiencias; las que de estar de acuerdo, suscriben un convenio de reserva, donde también se establecen las normas de participación en  este proceso.

Se particularidad reside  también por ser ágil, dinámico y corto en el tiempo, de hecho de encontrarse alguna parte en la Mesa de Entradas  y de encontrarse las actuaciones radicadas en el Centro de  Mediación Penal, se da inicio de inmediato, compareciendo la parte de manera espontanea.

Contamos, con  un Equipo Técnico. Su rol es fundamental  en este proceso, las mismas forman parte de las audiencias de mediación penal, sea estas individuales y/o conjuntas, o  las partes son directamente derivadas para que  en forma privada tomen sus entrevistas y realicen un informe confidencial  en el Incidente donde se les ha solicitado su intervención.

Las Licenciadas en Trabajo  Social, también forman partes de las audiencias de ser necesario, y además realizan los informes de rigor de su profesión, es decir socio ambientales, ambientales, de constatación por ejemplo  a la entrega de alguna vivienda, de notificación etc.

 A su  las profesionales realizan los seguimientos de acuerdo, es decir chequean que los acuerdos suscriptos sean efectivamente cumplido por las partes, monitoriando el estado efectivo y anímico de cumplimiento y el sostén de lo acordado por las partes en forma voluntaria.

Esta función de tan o más importante que el acuerdo, y a que la misma profesional que ha formado parte de las entrevistas es quien se comunica  y establece el enlace directo y de ser necesario,  se presentara en  los domicilios una Licenciada en Trabajo Social.

En cuanto a la temática tratada, en mediación penal, los delitos que se median en las referencias normativas no se ha especificado  taxativamente, entendemos en delitos de usurpaciones, lesione, daños, problemas de vecindad, amenazas, retenciones indebidas, estafas, hurtos, exclusiones del hogar, impedimento de contacto, incumplimiento en deberes de asistencia familiar, de acuerdo surgen a las estadísticas que oportunamente les hemos remitido. También hemos llevado a cabo este proceso en delitos  mas graves  (violación- abuso deshonesto), por temas conexos al delito principal, donde el Fiscal lo remite con expresa indicación del tema mediable en esa IPP, en ese caso recuerdo que  se trataba del retiro  voluntario de una del supuesto ofensor del  domicilio común; evitándose así hechos mayores.-

Esencialmente el  criterio de aceptación de un hecho para ser sometido a mediación penal es la voluntariedad de las partes. También lo es  el estado  psicológico y anímico  y la posibilidad real de abordar el conflicto. Si la víctima  no esta en condiciones de  hablar del conflicto, sea por su estado de angustia  o su negación ante lo sucedido, no lo pueden pensar, por lo tanto no se podrá a trabajar sobre el tema. Estos casos son muy pocos y extremos, a veces  la víctima solo quiere  “verlo preso”, no tiene  interés en una Mediación ni en una reconciliación de las posturas ni en una reparación.

RELACION CENTRO DE MEDIACION Y EL DE ASISTENCIA A LA VICTIMA DE DELITO

Se fundamente en las funciones diferenciales de cada uno. El CAVD tiene una función de asesoramiento  legal y nosotros no asesoramos a nadie, ellos son abogados de parte y nosotros  neutrales. Ellos realizan presentaciones en las IPP , ante las UFIS y nosotros no, al contrario las UFIS nos remiten las copias antedichas. Tenemos una función diferente desde el origen de las Instituciones de la mediación dentro del Derecho Penal y  desde la Ley de Ministerio Publico.

Las funciones  diferenciales  hacen  al rol del mediador penal y a la necesidad de cada parte de ser asesorado por un abogado de confianza la Víctima con  Letrados del CAVD y un abogado particular y los Ofensores con un Letrado de la Defensa Oficial o particular de acuerdo sea su decisión. El mediador queda absolutamente separado del rol de asesoramiento y de estrategias jurídicas ante las IPP.

 DIFERENCIAS ENTRE MEDIACION PENAL Y CIVIL

La primera diferenciación  es el orden jurídico aplicable. Dentro de la Mediación Penal se encuentran dos movimientos, nosotros estamos dentro del denominado  “DIVERSION” diferenciándose del comunitario.

Las técnicas de utilización son absolutamente diferentes y también lo es el abordaje del conflicto.

En el ámbito penal no podemos soslayar que estamos hablando de una posible infracción al orden jurídico que supuestamente es un delito (que se esta investigando);  lo que seguramente en el ámbito de confidencialidad las mismas partes  reconocen.

Además el acuerdo de mediación tiene  efectos sobre la IPP principal de acuerdo lo establece el art. 86 del CPPPBA, enrolándose así en la misma tendencia del Código Procesal  Penal de  Mendoza, Neuquén,  Rosario, postura sostenida igualmente por el Profesor Dr. Chiara  Díaz, en relación al establecimiento del principio de oportunidad.Y

Por Silvina Paz5  
Centro de Mediacion Penal
Buenos Aires, Argentina





[1] El 28 de setiembre de 1998,  comienza a regir el  nuevo Código de Procedimientos Penales de la Provincia de Buenos Aires,   cambiándose así los paradigmas  procesales, vigentes hasta el momento.
[2] La autora es la Creadora  y organizadora del Primer Proyecto de Mediación Penal, puesto en practica en la República Argentina
[3] Instrucción Penal Preparatoria (IPP)
[4] Cavd. Centro de Asistencia a las Víctimas de Delito
Y AUTOR SILVINA PAZ, DERECHOS INTELECTUALES RESERVADOS
30/10/00
[5] Abogada Especialista en Derecho Penal. Mediadora Penal. Funcionaria judicial
Used here by Permission.
 

October 2001

Document Actions