Skip to content. | Skip to navigation

Personal tools

Navigation

Inclusión

Los procesos de la justicia restaurativa son más abarcativos que los tradicionales procesos de justicia penal. Se invita activamente  a todas las partes involucradas (víctimas, delincuentes y miembros de la comunidad) a participar a fin de resolver la situación.   

La inclusión apunta  a la participación total de todas las partes, y se logra:  (1) invitando a todas las partes interesadas a participar, (2) anticipando que cada una de las partes intentará satisfacer sus propios intereses, y (3) siendo lo suficientemente flexible como para aceptar nuevos abordajes apropiados para las distintas situaciones que se puedan presentar.   

Estas características son especialmente importantes para las víctimas, debido a que éstas no poseen el reconocimiento oficial de intereses legales en la mayoría de los sistemas de justicia penal. La justicia penal tiene que ver con el enjuiciamiento del delincuente acusado, por parte del Estado. Este proceso legal entra en conflicto con la realidad experimentada por la víctima que fue lastimada por el acto delictivo.  

Métodos de Inclusión: si bien el sistema de justicia penal no puede ser tan abarcativo como los procesos de justicia restaurativa, existen al menos cuatro modos en que la víctima puede participar más en el proceso. Estos son:  

  1. Información: La menos abarcativa de estas reformas es, de todos modos, muy importante para muchas víctimas. Consiste en que las víctimas sean informadas acerca de los servicios y derechos que pueden esperar, y el estado de su caso en el proceso de justicia penal. Las víctimas deben recibir información acerca de la indemnización que pueden recibir, los servicios de asistencia a  víctimas, los pasos de la acción  penal y los derechos que poseen durante el proceso.  
  2. Presencia en  el Tribunal: Muchas víctimas y sobrevivientes quieren observar los procesos de justicia penal. Sin embargo, esto no es siempre permitido debido a que existe el temor de que la declaración judicial que deben ofrecer se vea influida por lo que los otros testigos hayan dicho. Algunas jurisdicciones permiten a la víctima observar el juicio después de haber dado testimonio. En otras, se permite a la víctima concurrir durante todo el proceso, a menos que pueda mostrarse que esto pondría en riesgo el derecho del acusado a un juicio justo. 
  3. Declaraciones de Impacto de la Víctima: Muchas jurisdicciones permiten a las víctimas hacer una declaración durante la fase de sentencia. Pueden ofrecer testimonio acerca del daño físico,  mental, emocional, social, y/ o económico causado por el delito. En algunos lugares, pueden comentar que tipo de sentencia creen que debe recibir el acusado.  
  4. Reconocimiento de intereses legales: En general, la víctima no posee reconocimiento de intereses legales en los procesos judiciales. Si el valor restaurativo de las reparaciones fuera considerado seriamente, la víctima podría poseer el derecho legal a demandar a fin de obtener una restitución durante la acción penal.  
Son muchas las áreas en que la víctima puede ser incluida en el proceso de justicia. Las formas básicas de esta inclusión son: la entrevista con el  fiscal, y el inicio de una acción de manera independiente a éste. Si bien la mayoría de las víctimas están primordialmente interesadas en la condena del delincuente, algunas se encuentran interesadas en otras etapas del proceso de justicia penal.   

  • Investigación
  • Acusación previa a la declaración de sentencia
  •  Declaración de culpabilidad negociada entre fiscal  y  acusado (Plea Bargaining)
  •  Declaración de sentencia
  • Etapa previa a la declaración de sentencia.

El sistema francés de partie civile es un ejemplo de inclusión de la víctima en el proceso de justicia. La víctima puede inicial una acción civil como parte del caso penal. Esta combinación de juicio civil y penal,  permite que haya coherencia y eficiencia. Los juicios civiles se consideran después de que los delitos de que se acusan al delincuente hayan sido probados. No es necesario que la víctima pruebe la culpabilidad del delincuente; sólo debe establecer un vínculo entre el delito y el daño por el que se solicita la reparación. 


 

Este artículo fue escrito a partir del  Capitulo 5: Reparaciones, del próximamente publicado  libro  Restoring Justice. (2da Edición, Cincinnati: Anderson Publishing), escrito por  Van Ness, Daniel y Karen Heetderks Strong. Utilizado con la autorización de Anderson Publishing Company. Todos los derechos reservados. Ninguna parte de ese libro puede ser reproducida en ninguna forma ni por ningún medio electrónico o mecánico, incluyendo sistemas de almacenamiento y recuperación de información, sin  permiso escrito del editor.

Document Actions